Tips para viajar a Puno con niños

Viajar con niños siempre tiene algo de complicado. Hay que ver la logística, cosas para que hagan, cremas, ropa, coches, etc. Cuando es un viaje a la altura puede volverse aún más pesadito el tema. Por eso quise compartirles algunos tips bastante concretos por si quieren visitar Puno. Yo lo recomiendo para niños porque lo pasamos lindo y me pareció una súper oportunidad para que Emma vea y conozca más el Perú. Pero siempre, siempre hay que tener algunas cosas en cuenta. Aquí van mis tips y pronto, les compartiré el video que hicimos del viaje para que puedan VER lo lindo que es viajar con niños por esta preciosa ciudad.

Tips para viajar a Puno con niños:

  1. Consultar con el pediatra sobre el viaje. En general yo siempre le aviso (tengo esta manía loca), pero si es a la altura o a un sitio con algún tipo de “dificultad, mejor es preguntar (cuando fuimos al norte también, consulté por el Zika). Yo les comenté en una foto que a los niños no suele chocarles la altura (o no tanto como a los adultos). Y usé la palabra “suele” porque definitivamente hay casos en que sí afecta. Por eso es mejor saber siempre la opinión del médico de sus hijos desde antes. El pediatra de Emma me dijo que vaya y que llevara Panadol y que cualquier síntoma lo llamara. Además, a penas lleguen pregunten a su guía o personas del hotel, dónde está la clínica más cercana y qué horarios tiene. Siempre es bueno saber.
  2. También sería bueno, si van con niños, que se alojen en un hotel de confianza y que el hotel cuente con oxígeno. Nosotros nos quedamos en el casa Andina Premium Puno y tenían. Emma no usó el oxígeno pero sí vimos que un adulto tuvo que usarlo. Además, este hotel es buenísimo porque es seguro, tiene una linda vista, está cerca al lago (tiene su propio muelle y la embarcación para las islas sale desde ahí, o sea no tienes que tomar ningún carro!), cuartos cómodos y atención A1. Con niños, el hotel TIENE que darte confianza y comodidad.
  3. El primer día que lleguen, tómenselo con calma. Es importante. Hablen con sus hijos antes y adviértanles que no deben correr, ni saltar. Es bueno que ellos lo tengan claro para no tener problemas ahí.
  4. Comida ligera. Tanto niños como adultos no deben comer mucho en la noche, y tampoco mucho durante el día. La digestión es más lenta en la altura. Además, muchos tours son en bote y los tours que se hacen en autos pasan por trochas, así que mejor prevenir que lamentar. Tampoco los obliguen a probar cosas nuevas, ni los fuercen a que coman TODO. En los viajes, en general, siempre hay que ceder un poco con la comida. Bueno, así me funciona a mi. Agua siempre, eso sí.
  5. Los tramos y esperas pueden ser un poco largos para los chicos así que vayan preparados con algunas cositas para que pinten o se entretengan.
  6. Si van a visitar alguna ruina compren un souvenir típico antes de ir. En especial si va a demorar. Por ejemplo cuando visitamos Sillustani, antes de subir le compramos un cuy chiquito de peluche. Fuimos con guía y a veces el guía se demoraba con la explicación, entonces lo que hacía Emma era usar a su cuy para explicarle cosas, así se entretenía. Le tomaba fotos, lo hacía escalar, etc. Fue un hit. No se quería ir de Sillustani, escuchaba la explicación por ratos, pero se divertía a su manera también.
  7. Muéstrenles fotos y videos del Lago o lo que van a ver antes de viajar para que se emocionen. Pero no taaanto  para que igual se sorprendan mucho cuando lo vean en vivo y en directo. Emma alucinó con los paisajes. Tanto así que me dijo “Esto es mucho más lindo que Lima, quiero vivir acá”.
  8. Pónganse  (y póngales a ellos) una pollera o gorro típico e interactúen con los niños y gente local. No hay nada más paja que los niños interactúen cuando viajan. Que hagan un poco de turismo vivencial. Por ejemplo que participen si van a chancar una planta para hacer un shampú o que agarren los hilos de un textil.
  9. Vean las artesanías y compren un lindo souvenir. Algo típico del lugar que visitan. Sus hijos y ustedes se divertirán y no lo olvidarán nunca. Además, cuando lo tengan en su casa podrán recordar el viaje con mayor facilidad.  Algo tan simple pero tan típico como los toritos de Pucará fue lo que llevamos para la casa. Los tenemos en una repisa y Emma cada vez que los ve se acuerda.
  10. Tomen hartas fotos y disfruten. Lugares como Puno y el Lago Titicaca son realmente BELLOS y vale la pena tomar lindas fotos, no sólo para el recuerdo si no para imprimir!

    Emma ama tomar foto. Hotel Casa Andina Premium
  11. Les sugiero ir con una agencia cuando viajan con niños. Nosotros fuimos con Travel Group Perú,organizó todo desde Lima, nos recibió y atendió súper bien. Cuando viajas con una buena agencia, te sientes más segura y de cierta manera “protegida”, en especial si vas con niños.Espero que les sirva y se animen. Cualquier cosa me comentan.Les comparto algunas fotos del viaje que hicimos los 4.PD: Irónicamente no tuve mis náuseas del embarazo desaparecieron en Puno y me sentó mejor que nunca (porque este embarazo sí he tenido más náuseas que en el anterior).

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *